miércoles, 21 de mayo de 2014

Sed de palabras

Hoy es uno de esos días que he ido dejando que el tiempo se consuma porque lo único que me apetecía era escribir. Nada que no fuera esta noble tarea parecía ser lo suficientemente importante en mi cabeza. Aunque si que he tenido que cumplir en mi vida laboral, supongo que esa está "a otro nivel"...
Lo más irónico es que he dejado desvanecerse todo este tiempo por la sencilla razón de que no sabía qué escribir. Qué contar, qué decir. Sí, tengo a medio escribir una reseña sobre el último videojuego que terminé. Podría hablar horas y horas sobre cosas tan banales como la cromatina, o sobre algoritmos de ordenador.
Tendría mil y una anécdotas dignas de mención. Críticas destructivas sobre miliares de cosas o constructivas de algunas de ellas.
También podría dar discursos políticos, ahora que estamos en campaña, o hablar de las diferentes campañas que se están haciendo. Destrozar los "temas candentes" que nos trae la actualidad informativa. Y mención merecerían los diferentes órdagos armamentísticos de China, Rusia y los Estados Unidos.
De la cercanía del E3 y sus noticias, de física o filosofía, del ser humano o del ser mundano. Incluso del tiempo.
Podría escribir en inglés, para ver si así me resulta más fácil expresarme, o como un reto.

Infinidad de posibilidades pero ninguna de ellas saciaría a mis manos, o más bien, a mi cerebro. Si algún tipo de consuelo es lo que busco, no lo encontraría. Si respuestas es lo que ansío, seguirían las incógnitas. Y si sueño otra realidad, no serán mis escritos quienes la traigan.

Hoy sólo me apetecía escribir, puede que lo que necesitara fuera hablar...

4 comentarios:

Blood Like Lemonade dijo...

Yo sé escuchar :)

twisen dijo...

Es terrible la incapacidad de dotar de sentido a cualquiera de los pensamientos que recorren tu cabeza, y no por falta de ellos, sino más bien por exceso. Lo cierto es que ya no se cuán atrás dejé la frontera con la cordura...

Aunque si es cierto el consuelo que proporciona saber que hay alguien al otro lado de este océano de bits

Blood Like Lemonade dijo...

Esa sensación de consuelo de la que hablas es recíproca. Que lo sepas.

twisen dijo...

:)