domingo, 8 de enero de 2012

Cumplir un año ¿menos?


Sí, efectivamente, hoy era mi cumpleaños, ni el 8 de mayo, como pone en mi tuenti, ni el dato inexistente que aparece en mi facebook. Y es que no me gusta que me feliciten por compromiso y este año hemos batido el record por lo bajo de felicitaciones, y de cumpleaños triste, parece mentira que cada año se supere a si mismo, pero así es... (pero oye, que luego soy yo el de la baja autoestima).
Esta mañana, cuando empecé la entrada, tenía como muchas cosas que decir, esta noche, a pocas horas de volver a la rutina, parece que se me ha vuelto a cerrar el cerebro y no tengo demasiada labia.
¿Por qué este título? Pues, como alguno habrá adivinado, hace referencia a una canción casi homónima de La Oreja de Van Gogh, que por cierto colocaré al final del post. Es una canción que me gusta bastante, que tiene mucho significado y que me gustaría que se hiciera cierta, empezar a cumplir los años hacia atrás y esas cosas. Solo que en mi caso, el retroceso tendría que ser mucho mayor del que insinua Leire y no bastaría con un año, sino que, probablemente, serían necesarias, al menos las 2 décadas que me sobran.
Pero bueno, eso es imposible, de momento y hay que seguir cumpliendo más años. ¿Qué suponen estos 23 años? Pues que los 22 se acabaron y no he podido ni verlos, ha sido el año más corto al que me he enfrentado y todo parece indicar que así será, cada vez más exagerado, hasta que mi conciencia desaparezca del planeta.
Además suponen que estoy muy lejos de cumplir cualquiera de mis pequeños sueños, que cada vez se alejan más de entre mis manos. Porque aunque todo el mundo diga que esto no son años, realmente depende para qué y qué cosas hayas hecho ya, son muchos o pocos. Y a mi, ahora mismo, me parecen muchísimos. Me siento viejo y perdido, que tontería ¿no?
Mi cumpleaños siempre ha significado la vuelta a la rutina ya que marca el final de las navidades, ese periodo tan querido para mi, por la punta de atrás, pero que cuanto más se acerca a su final, más me agobia porque vuelve la rutina y no se... siempre parece como un abismo.
Antes de empezar las vacaciones todo son planes para cuando se acaben, todo se ve como con buenos ojos, pero al llegar al final de las mismas, esos planes son tonterías, ya no hay buenos ojos, sino un halo negro de malos presagios.
Se que es una tontería, y más viniendo de mi, pero hay una sensación extraña que me dice que este no va a ser un mal año para mi. No se porqué tengo esa sensación, puede que sea que este es año del Dragón, mi signo zodiacal chino o que me toca, o los 23 años o vete tu a saber qué es, pero la verdad es que es lo que pienso. Lo que estoy seguro es que, para bien o para mal traerá cambios, y esta vez no queda otra alternativa.
Poco más hay que decir, por lo menos ahora que no me acuerdo de nada de lo que quería poner por aquí en esta entrada. Os dejo con la canción prometida, espero que os guste, aunque se que no hay mucho aficionado a LODVG entre los seguidores de este blog.


Vuelve a ser mi cumpleaños y en mi casa habrá dos platos
Aunque sepa que esta vez tú no vendrás
Sólo quiero de regalo dar la vuelta al calendario
Para que estos años pasen hacia atrás
Yo cumpliría un año menos y al soplar daría fuego
A las velas que pusiste en el pastel
Tras invierno vendrá otoño tras septiembre vendrá agosto
Y mañana será un poco más ayer

¿Para qué quiero palabras si ya no te canto a ti?
¿Para qué quiero mis labios si tus besos los perdí?
No quiero mis primaveras si no crecen tus violetas
Desde hoy creceré hasta que nací

Volveríamos al día más feliz de nuestra vida
Y otra vez sería la primera vez
A mis ojos volvería cada lágrima caída
Sobre el telegrama urgente de papel
Las noticias contarían que las balas regresaron
A esas armas que apuntaron a matar
Volverían a la vida las voces que disentían
Y con ellas algo más de libertad

¿Para qué quiero palabras si ya no te canto a ti?
¿Para qué quiero mis labios si tus besos los perdí?
No quiero mis primaveras si no crecen tus violetas
Desde hoy creceré hasta que nací
¿Y para qué quiero yo el aire si tu aliento no está aquí?
¿Para qué quiero mis manos si no te tocan a ti?
No quiero mis primaveras si no crecen tus violetas

Desde hoy creceré hasta que nací

2 comentarios:

Sara1618 dijo...

Feliz cumpleaños, aunque sea atrasado ¡y sube esa autoestima!

twisen dijo...

Gracias :-). Y lo de la autoestima... si yo lo intento, es la vida la que no me deja...