domingo, 19 de febrero de 2012

¿Qué quieres ser de mayor?


La pregunta que da título a esta entrada es una pregunta que nos han hecho infinidad de veces en nuestra vida. ¿o no? Y si no os la han hecho, al menos os la habréis hecho vosotros mismos. Yo al menos si que he tenido que responder bastantes veces a esa pregunta.
Y siempre he tenido muy clara la respuesta, desde muy pequeño he sido uno de esos repelentes niños que respondían siempre lo mismo y sin pensarlo dos veces. Yo quería ser informático, mi vida estaba muy bien marcadita. Los ordenadores es lo que se me daba bien, lo que me gustaba, y además quería conocer todo sobre ellos.
Todo se veía muy bonito de lejos. Pero ahora lo único que se ve es el final del camino, un camino que no ha sido fácil ni agradable, pero que al menos estaba marcada la senda. Había una brújula y un mapa que orientaban mis pasos de manera más o menos precaria, pero me decían por dónde tenía que ir. La brújula hace tiempo que perdió su imán, el mapa voló, y el camino llega a su fin a gran velocidad.
¿Por qué pienso esto? Muy sencillo, yo lo tenía todo muy claro y ya no está tan claro. La informática me ha decepcionado mucho y de esto ha tenido gran parte de la culpa la Universidad. Se suponía que yo iba a ser Ingeniero Informático porque iba a aprender de ordenadores, porque iba a estar con gente con la que compartía la misma curiosidad e intereses parecidos. Se suponía que al terminar 5 años de preparación especializada iba a saber hacer ciertas cosas que no sabría de no ser por la carrera.
Pero todo han sido patrañas, después de casi completar mis 5 años de formación, puedo decir sin miedo a equivocarme, que salvo una o dos honrosas excepciones, no he aprendido nada que no hubiera aprendido más eficientemente por mi cuenta. Que he compartido años con gente de instituto con unos cuantos años más. Que el sistema de evaluación no sirve para demostrar lo que sabes si no lo bien que realizas "favores" a los evaluadores. 
Si no fuera porque en Septiembre habré terminado y tendré el título no acabaría, yo no aguanto un año más de esta basura con pretensiones de enseñanza. Hace ya un tiempo que sigo por no reconocer que he tirado cinco años de mi vida a la mierda, pero es que ya es inaguantable...
Y el problema es que han logrado que pierda la ilusión por una de las cosas que eran mi vida. No tengo ningún tipo de ilusión por la informática, por los ordenadores, por los códigos o por cualquier cosa que se calcule por medio de un alfabeto binario, la informática ya no me llena.
Con lo único que me siento medianamente realizado es escribiendo. No se por qué, no lo entiendo ya que nunca se me ha dado especialmente bien. Sólo hay que recordar lo mal que lo pasaba cada vez que nos hacían escribir algo para el Memorial Fuencisla en mi colegio. Pero ahora me sorprendo a mi mismo pensando en historias, o simplemente planificando artículos para este blog.
En la actualidad lo que más me gustaría sería poder dedicarme, ganarme la vida vamos, siendo blogger. Hablando de consolas, libros, películas, actualidad, curiosidades... lo que fuera. Ya veis que ironía, yo ganarme la vida así, cuando dudo que la calidad de mis escritos merezca siquiera los minutos que le dedicáis a su lectura :S. Yo ganarme la vida así, cuando aún no he escrito el microrrelato de este año. Si que tengo pensado el tema pero digamos que me falta una pizca de inspiración... si alguna quiere ser mi fuente de inspiración... ;-).
Supongo que debo dejarme de sueños estúpidos y tratar de encontrar algo que me motive dentro de la informática, si siempre lo he tenido tan claro será por algo ¿no? :S. La vida ahora mismo no está para pensar tonterías, bastante mal está todo como para plantearse a estas alturas que te has equivocado en cosas tan transcendentales.
Y vosotros... ¿Qué queréis ser de mayores?

1 comentario:

Sara1618 dijo...

Yo quería ser arqueóloga (a lo parque jurásico, que en mi fantasía había dinosaurios de verdad).
Creo que todos acabamos un poco hasta las narices de lo que estudiamos, por eso nunca hice bellas artes donde seguramente habría sido mucho más feliz.